El estrés del padre en el embarazo

  1. El padre en el embarazo

1.- Estrés del padre, ¿puede afectar negativamente en el embarazo de su pareja?

Definitivamente sí. Cualquier fuente de estrés (sea éste positivo o negativo) tiene una influencia en la persona sometida a la misma. En el caso que nos ocupa, el embarazo en sí ya es una fuente de estrés importante, tanto para la madre como para el padre, que se añade a otras fuentes de estrés habituales en la vida de la pareja (trabajos, familia, acontecimientos imprevistos, etc.). Las estrategias personales que se utilicen para controlar ese estrés van a ser fundamentales en el desarrollo del feto. Desde este punto de vista, una persona que no sepa controlar ese estrés, puede a su vez convertirse en una nueva fuente de estrés para los demás.

2.-Estrés y ansiedad del padre, ¿Cuáles son las principales situaciones que pueden alterar la gestación?

¿cómo salir de este círculo negativo producido por el estrés del padre en el embarazo de su pareja?

Las principales fuentes del estrés del padre en el embarazo tienen que ver con las siguientes cuestiones: en primer lugar con la preocupación por el embarazo en sí donde se incluye desde los cambios físicos y anímicos en su pareja, hasta el buen desarrollo del embarazo, sin complicaciones adicionales. Una segunda fuente de estrés son las expectativas sobre su futura función parental ¿seré un buen padre o no?. Lógicamente, estas preocupaciones están más presentes en padres primerizos que en aquellos que ya tienen experiencia como tales. Otra preocupación habitual tiene que ver con los cambios en las relaciones sexuales y los mitos existentes sobre la conveniencia o no de mantener relaciones durante el embarazo. Por último, otras preocupaciones que son fuente de estrés tienen que ver con los cambios en la familia tras la llegada del hijo, tanto en las relaciones de pareja como en la economía familiar.

La forma de salir de este círculo negativo consiste, principalmente, en generar ideas alternativas que fomenten una visión positiva en todas estas áreas y en el diálogo sincero con su pareja. Además, es importante tener una información objetiva sobre determinadas cuestiones del embarazo (cambios en la pareja, relaciones sexuales), por lo que es muy recomendable que el padre se implique activamente desde el primer momento, acudiendo con su pareja a las revisiones médicas y a los cursos de preparación al parto.

3.-  El padre durante el embarazo de su pareja, ¿Cómo puede relajarse?

¿Cuáles son las principales técnicas de relajación ?

Afortunadamente, existen numerosas técnicas para aprender a relajarse. La cuestión es encontrar aquella técnica adecuada para cada persona. Una vez que se ha valorado este punto, el único secreto para el aprendizaje de la misma es la constancia en la práctica de los ejercicios, que al menos debe practicarse una vez al día, con el objetivo de que la persona aprenda a generar un estado de relajación en su organismo, que le permita disminuir las manifestaciones fisiológicas asociadas a la respuesta de ansiedad (tensión muscular, sudoración excesiva, hiperventilación, etc.)

En cuanto a las técnicas, podemos destacar las siguientes: Relajación Progresiva de Jacobson, que consiste en aprender la diferencia entre estar tenso y estar relajado mediante determinados ejercicios físicos; el Entrenamiento Autógeno de Schultz, la cual utiliza la capacidad de autosugestión de las personas para inducirse sensaciones corporales asociadas a un estado de relajación (fundamentalmente las sensaciones de calidez y de pesadez); la Imaginería, la cual se vale de visualizaciones guiadas en imaginación de situaciones placenteras y relajantes para la persona; la Respiración, aprendiendo los diferentes tipos de respiración (diafragmática, superficial, profunda, respiración lenta). Existen otras técnicas para aprender a relajarse, derivadas de la filosofía oriental, como son los Estiramientos de Yoga o la Meditación, pero son técnicas más complejas de aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =

*